Archivo de la etiqueta: ciberactivismo

Efecto Streisand tras el bloqueo de Twitter en Turquía

Y Twitter no cerró

  • Los turcos responden al cierre de Twitter con bromas en la Red y con mensajes sobre cómo sortearlo.

  • Los hashtags  sobre el bloqueo, en inglés y en turco, se convierten Trending Topic a las pocas horas.

mapa-bloqueo-Twitter-Turquía

Mapa de los tuits sobre el bloqueo de Twitter en Turquía. Foto: Occupy Wall Street

Poco después de que Erdogan anunciase en un mitin la intención de “arrancar de raíz Twitter y demás redes”, el servicio de microblogging quedaba bloqueado en Turquía, según informaban los propios usuarios y podía confirmarse en la web del regulador de telecomunicaciones Turco (TIB):

TIB

Captura de pantalla de la web del regulador turco (21/03/2014) [Pinchar para ampliar]

No es la primera vez que el Primer Ministro, promotor una ley recientemente aprobada que permite la censura en Internet, arremete contra las redes sociales. En plenas protestas del Parque Gezi, Erdogan se refirió a ellas como “la peor amenaza para la sociedad”:

“There is now a menace which is called Twitter,” Erdogan said. “The best examples of lies can be found there. To me, social media is the worst menace to society.”

El bloqueo produjo un fenómeno previsible. Los turcos reaccionaron con humor, como en otras ocasiones, provocando un auténtico efecto Streisand: A pesar del cierre, se enviaron dos millones y medio de tuits, unos diecisiete mil al minuto, y el tráfico de Hootsuite (una aplicación que permite publicar en Twitter a través de las cuentas de Facebook, LinedIn, o Google +), desde Turquía se triplicó.

Las fotos en las que se burlaban del cierre de la red social, y su inutilidad para acallar el descontento, se propagaron rápidamente en las primeras horas de la noche.

En algunos casos las pintadadas sobre carteles del partido del gobierno, o en fachadas, de los números de la dirección IP de un servidor DNS público de Google, una de los fórmulas empleadas para burlar la prohibición:

Y es que los métodos para evadir el bloqueo fueron, junto con las fotos virales, uno de los contenidos más compartidos de la noche, como estos tuits del grupo hacker turco “Red Hack“:

Twitter y Google explican cómo publicar a pesar del bloqueo

Incluso Twitter, a través de su cuenta global, @policy, explicó a los usuarios de cómo publicar en esta red a través de mensajes de texto.

También Google, a través de un tuit de Matt Cutts, recordó las cifras de sus servidores DNS públicos:

Las etiquetas sobre el cierre de Twitter se convirtieron, junto con las siglas DNS y VPN en lo más comentado a nivel  global (Trending Topic mundial).

El gobierno, por su parte, intentó, aparentemente, cotraatacar. Según el medio turco “Daily News”,  Twitter cerró miles de cuentas falsas automáticas (bots) que publicaban mensajes invitando a salir a las calles o apoyando hashtags en apoyo de la decisión judicial y del partido del gobierno.

Las redes sociales en las protestas

Twitter, con unos once millones de usuarios en Turquía, ha sido una herramienta clave para difundir y organizar las protestas del último año contra el primer ministro, como en el campamento del Parque Gezi o las más recientes de la pasada semana, propagadas en gran parte a través de las redes sociales.

Esta capacidad de movilización y de difundir mensajes contra el discurso oficial han llevado a Erdogan a restringir gravemente el acceso a Internet.  Así,  el pasado mes se aprobó una ley que permite a un juez cerrar una página web en menos de 24 horas y sin juicio. Y en enero una orden judicial bloqueó el acceso a Vimeo y YouTube durante todo un día. Paradójicamente el Primer Ministro turco mantiene una notable presencia en las redes sociales. Su cuenta en twitter (en la que ayer mismo se estuvo narrando su discurso crítico contra esta plataforma) supera los cuatro millones de seguidores.

Según datos de 2013, Turquía es el octavo país del mundo más activo en esta red social.

The Day We Fight Back

11- F: Acción global contra el espionaje masivo en Internet

El 11 de febrero, miles de ciudadanos, colectivos de derechos de derechos civiles, webs y empresas tecnológicas, se unen contra el espionaje masivo de los servicios de inteligencia estadounidenses (NSA) en la Red. Es “The Day We Fight Back” (“el día en que contraatacamos), una jornada de protesta que rinde tributo a Aaron Swartz y a su defensa de una Internet libre y abierta.

Imagen

Desde mediados del año pasado, gracias a los llamados papeles de Snowden (documentos que el informático Edward Snowden extrajo de la agencia norteamericana de inteligencia sobre su métodos y protocolos de espionaje masivo), todos tenemos la certeza de que la Red que disfrutamos es menos libre y segura de como la habían soñado los pioneros que la “construyeron”.

Aparte del impacto económico (a nadie se le escapa, y así lo ha revelado Snowden, que buena parte del seguimiento responde a espionaje industrial) y político (los mandatarios mundiales, incluidos los aliados, han sido igualmente objeto de estas prácticas), la principal preocupación de los ciudadanos y de los grupos de derechos de derechos civiles se debe a la vulneración sistemática de las libertades más fundamentales…y, además, en un espacio que parecía a salvo de los gobiernos, esos cansados gigantes de carne acero.

Si alguien pudiera pensar que la ausencia de libertad en Internet es solo un problema de activistas (algo realmente difícil cuando esta época, para bien y para mal, ha hecho que todos lo seamos) se equivoca profundamente.

El 11 de febrero,  coincidiendo con el segundo aniversario de la victoria contra la “Stop Online Piracy Act”,  se pretende demostrar que el legado de Aaron Swartzy su lucha “desde abajo” por una Internet libre, sigue vivo.

“Si empezamos a ver como la responsabilidad de otros hacer esta tarea, y que nuestro único trabajo es ir a casa y acurrucarnos en el sofá, hacer palomitas de maíz y ver Transformers, entonces, la próxima vez, ellos podrían ganar. No vamos a dejar que eso suceda”

(Aaron Swarzt)

La campaña, qué pretende conseguir (en Estados Unidos, se centra en la aprobación de la “USA Freedom Act” por el Congreso),  y cómo adherirse a ella (banners, recogida de firmas, envío masivo de correos), puede seguirse en: TheDayWeFightBack.org.

(Nota de prensa oficial de la campaña)

Entrevista a Javier Toret

El “Big Data” de la revolución

grandesacontecimientos2_topsy

Cuando el pasado noviembre “The Atlantic” publicó el reportaje “When the Nerds Go Marching In”, en el que explicaba cómo un “dream team” de ingenieros de Facebook, Twitter y Google habían construido el software predictivo que condujo a Obama a la reelección, muchos descubrieron entonces que las redes sociales no solo eran un canal para difundir ideas o crear comunidades de afines, sino una gran mina de datos que, con conocimiento y herramientas, podían usarse estratégicamente con un fin político.

En ese momento ya estaba en marcha, y muy avanzada, la investigación colectiva “Tecnopolítica: la potencia de las multitudes conectadas. El sistema red #15m. Un nuevo paradigma: la política distribuida”, coordinada por Javier Toret , en la que han participado ingenieros de telecomunicaciones, de informática o investigadores de la comunicación audiovisual, entre otros, y que se ha presentado recientemente.

 Toret, licenciado en Psicología por la Universidad de Málaga, trabaja entre filosofía, política, psicología y tecnología, para investigar “las mutaciones de la subjetividad y las formas de comunicación, acción y organización colectiva en la era de la red”. Es miembro del programa de la UOC ‘Comunicación y sociedad civil’ y del grupo de investigación “Datanalysis 15M”.

 Actualmente es parte activa de X.net, Democracia Real Ya, y la Universidad Nómada, y fue uno de los fundadores del proyecto tecnopolítico N-1.cc. 

En la entrevista que sigue, Toret explica no solo los hallazgos de su investigación, sino que da las claves de los nuevos movimientos sociales en redes distribuidas y apunta hacia dónde tenderán sus acciones en un futuro próximo.

  • “Tener datasets y herramientas de análisis no asegura saber buscar en ellas”.

  • “El racionalismo de la política de la izquierda del siglo XX ha generado muchos problemas. Sobre todo porque ha ‘minorizado’ la importancia de las emociones y su transformación en el proceso de politización colectiva”.

  • “Es previsible la utilización de las emociones y de la minería de datos por los intereses corporativos. La cuestión es que esta capacidad sea más potente, innovadora y masiva por parte de quienes se oponen al régimen del 1%”.

Vuestra investigación deja en evidencia que el estudio de los movimientos sociales sigue anclado en un marco conceptual y metodológico poco adecuado al nuevo activismo en redes distribuidas ¿Cómo debe enfocarse el análisis de estos fenómenos?

Pensamos que los fenómenos de autoorganización colectiva mediada por las redes sociales y digitales de comunicación, precisan ser afrontados desde  la amplitud y variedad de datos que la sociedad red y dichos movimientos producen. Al mismo tiempo, las revoluciones en los campos científicos de los últimos 50 años han abierto nuevas posibilidades para pensar la autonomía, emergencia y complejidad, en el cruce entre redes neuronales, sociales, mentales y políticas. Creemos que  es necesario repensar y reactualizar la relación entre metodologías cuantitativas y cualitativas. Trabajar con datos y con herramientas complejas de análisis de redes, lenguajes, emociones, topologías, etc. abren posibilidades enormes para estudiar el comportamiento colectivo.

Pero, además, es importante tener un conocimiento 360º, interno a los fenómenos, situado y encarnado en la propia inmanencia de los mismos. Tener datasets y herramientas de análisis no asegura saber buscar en ellas y, sobre todo, contextualizarlo. Se deben articular hipótesis y argumentaciones y rejillas conceptuales que conviertan los datos en un todo complejo y orgánico.

Pensamos que es necesario hacer un esfuerzo epistemológico, analítico y conceptual para no terminar repitiendo esquemas interpretativos que solo se reiteran a sí mismos. Hoy, más que nunca, es posible construir modelos experimentales, conjuntos entrelazados de métodos, para comprender las claves de  fenómenos políticos autoorganizados como en el 15M o próximas explosiones de movimientos red por venir.

Además del avance teórico y metodológico que representa esta investigación ¿Qué aporta al activismo (a la organización y planificación de futuras acciones, por ejemplo)?

Bueno, la idea de la investigación siempre ha sido estar enfocada a mejorar la potencia del movimiento.

Hemos tratado de analizar en el trabajo distintos tipos ‘organizativos’ y de acción colectiva. Hemos intentado dar pistas de cómo comprender el funcionamiento de sincronización de la inteligencia colectiva, viendo cuáles son las condiciones que lo hacen posible. También hemos tratado de mostrar la potencialidad que tienen los enjambres como dinámicas de sincronización de los cuerpos y cerebros. La unidad de acción es dinámica y depende de conmociones emocionales, que suman, a la indignación, el empoderamiento y un plan concreto de acción conjunta. También hemos analizado las dinámicas de identidades colectivas que funcionan como catalizadores de una red, como fenómenos que facilitan la autoorganización de mesoescala de un sistema. Actuando tanto a corto como a largo plazo. Estas ideas podemos usarlas para mejorar y explorar formas organizativas de distintos proyectos políticos a lanzar.

Creemos que algunas de las indicaciones de la investigación serán útiles en un futuro para poder “modelizar” mejor campañas y también para pensar formas escalables de organización en red. También esperamos disponer de herramientas y procedimientos para poder analizar mejor lo que sucede en la sociedad red y ayudar a imaginar nuevos prototipos de acciones distribuidas.

¿No resulta contradictorio buscar patrones de comportamiento o pretender reproducir resultados en dinámicas aparentemente caóticas? 

No, creo que la cuestión, en un campo caótico, es, precisamente, ver las formas que se repiten, las maneras en las que el comportamiento colectivo se expresa. La “configuracionalidad” de la red, es decir, la capacidad de las redes de modificarse y adaptarse el momento, es una de las características de la potencia de los vínculos débiles y de la acción política en la red. Entender los patrones de autoorganización en el caos, en la dinámica social compleja, es justo lo que nos puede ayudar en la comprensión de la potencia de la tecnopolítica en la sociedad red.

Junto con los datos, una de las novedades de la investigación, ha sido la de construir un cuerpo conceptual, para nombrar y describir fenómenos que no estaban cubiertos por el análisis convencional de movimientos sociales. De estos ¿Qué conceptos destacarías?

“Tecnopolítica”, que trata de dar cuenta de esta enorme potencia que han mostrado los usos políticos de distintas plataformas-canales digitales para organizar eventos, difundir información y activar formas de acción y organización colectiva que no se queda en la red, sino que las retroalimenta.  Tecnopolítica como uso táctico y estratégico de las herramientas digitales para la organización, comunicación y acción colectiva, como concepto clave para entenderlas. Desde la perspectiva del sistema-red, la tecnopolítica puede redescribirse como la capacidad de las multitudes conectadas, de los cerebros y cuerpos conectados en red, para crear y “automodular” la acción colectiva.

“Acontecimiento aumentado”. Creemos que una forma de pensar el acontecimiento en la sociedad red es concebirlo como acontecimiento aumentado, como acontecimiento hiperconectado, en la medida que la lógica de autocomunicación de masas y la amplificación de una señal distribuida se reflejan en los datos de un comportamiento colectivo mediado por la comunicación y la tecnología.

“Contagio tecno-lógicamente estructurado”. Tratamos de nombrar así esta proliferación de acampadas, perfiles personales y colectivos en Twitter y Facebook, cuentas de correo, etc. que se generaron en los días inmediatamente posteriores al 15M. Éstas fueron las formas en las que se transmitieron, intensificaron y cristalizaron las ideas y afectos desencadenados en las calles y en las redes.

“’Sistema red’ 15M” para caracterizar el cuerpo social vivo, estructura en red que toma un comportamiento, una consciencia, con lenguaje y una emocionalidad común.  El “sistema-red” 15M también puede definirse como un conjunto de nodos, en ocasiones heterogéneos, con altos índices de conectividad, robustez y reciprocidad, cuya estructura es abierta y policéntrica.

“Multitud conectada”.  La capacidad de conectar, agrupar y sincronizar, a través de herramientas y dispositivos digitales, y en torno a objetivos, los cerebros y cuerpos de un gran número de sujetos en secuencias de tiempo, espacio, emociones, comportamiento y lenguajes.

De los resultados obtenidos, ¿qué conclusiones te parecen más relevantes? 

– Que el 15M no surge de la nada, que su explosión es la puesta en juego de una masa crítica que, utilizando las redes sociales digitales, consigue convertir el malestar social y la falta de canales de participación, en organización política en red, capaz de una nueva potencia de acción.

– El movimiento que más influyó a prefigurar e conformar las formas de red del 15M es el movimiento de la cultura libre y por la libertad en la red que ha sido muy importante desde el 2007 hasta el 2011. Gestado en la red entre Ley Sinde y “No les votes”. Los movimientos sociales urbanos tuvieron un papel secundario en la gestación. La experiencia de Tahrir y la Primavera Árabe fue muy importante en empoderar, hacer posible-imaginable y en la decisión espontánea y contextual de acampar en Sol.

– La centralidad de la apropiación y uso estratégico de las tecnologías en la explosión, extensión, desarrollo y mutación del 15M.

– La dimensión clave de las emociones en la explosión del movimiento y en el estallido de sistema emergente y auootorganizado de un cuerpo colectivo conectado. La combinación entre emociones (la carga emocional de los tuits del 15M  es el doble que en los tweets ‘normales’) y la capacidad de producir estados de ánimo colectivos a través de campañas que se extienden y gestan en la red. También la emotividad ha sido fundamental para alimentar la energía del sistema-red y facilitar los fenómenos de enjambres y catalización.

– La intimidad entre las emociones y las tecnologías por las cuales se comunican y retroalimentan estas, han permitido la conexión del sistema-red como un todo. En su periodo de máxima influencia, el 15M ha cambiado el patrón de consumo y producción de información y emociones colectivas, viviendo experiencias comunes intensas (que generan identidades abiertas en construcción) como es el caso de la creación de una bifurcación mental colectiva y alegre frente a la desconexión de las élites dominantes de la realidad material de la vida de las personas.

–  Que hay todo un campo enormemente prometedor para una nueva política revolucionaria basada en las redes distribuidas, las identidades colectivas en red, y la “performatividad” [ver más adelante explicación del concepto] del digital a la hora construir acontecimientos.

-La importancia de la conexión entre redes sociales en internet y la redes humanas para la emergencia de nuevos formas de comunicación, organización y acción colectiva mediadas por el uso político de la tecnología, los fenómenos de masa crítica y autocomunicación de masas. Esta centralidad se ha mostrado tanto en la gestación y explosión como en el desarrollo del 15M. Este uso táctico y estratégico lo caracterizamos como tecnopolítica y oscila entre la apropiación y derivación masiva del uso originario de plataformas digitales y la invención colectiva de nuevos usos y nuevas herramientas. Esto ha significado una drástica reducción del coste de la acción colectiva y una mayor capacidad de construir el sentido de lo que acontece en tiempo real, al mismo tiempo que un impacto muy fuerte de las campaña virales o eventos construidos desde las redes digitales.

–  Lo fundamental de cultura política en la red, caracterizada por las identidades colectivas y las dinámicas de anonimato . La identidades políticas colectivas y su constelación conforman una ecología óptima para las prácticas tecnopolíticas y han puesto en jaque las relaciones de poder del sistema de partidos y de la redes mediáticas hegemónicas, con recursos escasos. Tienen una potencia muy grande al expresar un nuevo espacio político, que se alimenta de una masa crítica o inteligencia colectiva en red. Dichas prácticas que parten del ciberespacio han impregnado la forma de toma del espacio urbano, construyendo una potencia simbiótica entre calle y red capaz de atravesar las barreras de los grandes medios y crear autonomía social.

– La dimensión “performativa” de la acción tecnopolítica en la red, a la hora construir acontecimientos o eventos colectivos, juega un papel clave en el tipo de acción colectiva que el 15M ha llevado a cabo en el período de estudio. Las tácticas tecnopolíticas de las multitudes conectadas abren nuevas posibilidades de acción a amplios espectros de la población y son un nuevo filón de potencia y una gramática para la acción colectiva. La multitud aprende en estos procesos a luchar en red, entre internet y la calle. Esto se logra utilizando de manera táctica la comunicación: como arma de creación de la acción y de cuestionamiento distribuido del poder constituido.

– La importancia de la comunicación estratégica mediada por los dispositivos móviles, y orientadas a la empatía, ha servido para defender al 15M de las agresiones externas. Ha mostrado que un cuerpo colectivo, cuando es masivo, está altamente conectado, y es atacado, reacciona creciendo y expandiéndose. La construcción de la estructura digital se crea de manera autoordenada y emergente gracias al contagio tecnológicamente estructurado en conexión con en el acontecimiento aumentado. Dicha estructura tiene un carácter de crecimiento exponencial y autoorganizado, como también ha mostrado el estudio del instituto de biocomputación y sistemas complejos de Zaragoza.

– Las virtudes y formas de gestación de las distintas tipologías del comportamiento colectivo que hemos caracterizado como: Enjambres (acción conjunta, efímera de formación y masiva de ejecución, que combina la afectación emocional con la activación de secuencias de sincronización); catalizadores (fenómenos de autoorganización de mesoescala, con menos elementos que el enjambre pero con una función de equilibrio entre el corto y largo plazo que regula los biorritmos dominados por la interacción).

– El sistema-red se activa bajo la secuencia de sincronización colectiva, con una “reprocesualización” y activación de conexiones secundarias o terciarias. Los momentos de mayor intensidad se dan en una retroalimentación entre el espacio físico y virtual, cuando se sintonizan lenguajes, estados de ánimos en el espacio-tiempo. La multiplicación de los estímulos sociales y mundos digitales habitables, genera un enorme proceso de dispersión social. Por eso la temática del acontecimiento y la sincronización multicapa se vuelven clave para una idea fuerte de acción y organización política en la sociedad red.

De las conclusiones, se deducen algunas de las principales fortalezas del activismo en red, como el papel de las emociones, que crean vínculos o activan acontecimientos ¿No es previsible que este hecho sea utilizado igualmente por los oponentes para intentar buscar el efecto contrario? Por otro lado ¿qué problemas plantea la tensión “emociones vs. razón”?  El uso estratégico de las emociones y los mecanismos que las activan, ¿no permiten fenómenos como “Kony2012” y favorecen la manipulación de la “opinión pública”, como demuestra la historia de la propaganda política?

Creo que la tensión-relación entre emoción-razones es muy interesante en el campo de un cuerpo colectivo u organismo vivo compuesto de miles de nodos en una relación dinámica. Para empezar, hay que decir que el racionalismo de la política de la izquierda del siglo XX ha generado muchos problemas. Sobre todo porque ha minorizado la importancia de las emociones y su transformación en el proceso de politización colectiva. Personalmente, siempre he tratado de atender a la micropolítica de la sociedad, a las dimensiones subjetivas e inconscientes a la hora controlar a la población. Las emociones son clave a la hora de desencadenar procesos, y la comunicación distribuida hace que estos fenómenos puedan convertirse en revueltas autoorganizadas, sin líderes centrales. La razones son importantes para construir una consistencia de dichos movimientos, pero sin construir el empoderamiento no hay movimiento, ni revuelta que valga. Esto a la izquierda no le gusta. Sobre todo porque aún se mueven en torno a la producción de valores morales, en el amor a los mitos del pasado y la dificultad de insertarse y de producir emociones que canalizan el malestar social. Lo interesante del 15M es la dimensión colectiva de producción tanto de emociones, como de sentido de lo que acontece. Es decir, la activación emocional va vinculada a un proceso mental y cognitivo de autonomía e inteligencia colectiva.

Creo que es previsible y de actualidad la utilización tanto de las emociones como de la comunicación en redes basadas en técnicas de minería de datos por los intereses corporativos, la cuestión es que esta capacidad sea más potente, innovadora y masiva por parte de quienes se oponen al régimen del 1%.

En la presentación de la investigación anunciasteis vuestra intención de liberar las herramientas empleadas ¿Me puedes avanzar algo sobre ellas?

En abril esperamos tener todas la piezas de esta primera fase de producción. Es decir, queremos liberar todo lo que hemos utilizado y producido hasta ahora en el proceso de investigación. Me refiero a que datasets, software libre (herramientas que hemos desarrollado), ontologías, presentaciones (inglés y castellano), más texto de la investigación, se publicarán con licencia libres para que se conviertan en un conjunto de piezas independientes que puedan ser utilizadas, mejoradas y extendidas más allá del contexto de nuestra investigación. Es decir, dejar abierto y hacer disponible el código fuente de lo que hemos producido para que pueda servir de base  para otros investigadores o cualquiera en la red. Por ejemplo, las herramientas de análisis de emociones y análisis de vocabularios utilizados podrán usarse para analizar otros fenómenos.

Vuestro estudio recoge el papel de las redes sociales en las movilizaciones del 15M al margen de los medios de comunicación de masas, que hasta días después no cubrieron el acontecimiento. Sin embargo, las nuevas acciones que se plantean buscan tanto el impacto en Internet como el mediático ¿No es contradictorio? ¿Qué función crees que desempeñan los medios? ¿Por qué no liberarse de esa “dependencia”? 

Creo que una de las cuestiones claves del 15M ha sido atravesar el bloqueo mediático de los grandes medios y saber utilizar estos circuitos para hacer circular los mensajes, saltando los cercos de la información del “mainstream”. La combinación entre toma sorpresiva del espacio público y las plazas gestada en la red ha forzado a los grandes medios a amplificar la señal que las redes sociales y las identidades colectivas producen. Somos los medios, pero también tenemos que atravesar el “mainstrain” gracias a nuestras tácticas de comunicación de toma del espacio urbano. En las acciones solemos mezclar un doble impacto en las redes y los medios, en realidad para ampliar el efecto del mensaje. Y, sobre todo, porque estar en el “mainstream” con una acción, suele multiplicar el impacto de nuestras campañas en las redes. Las redes no son tanto para decir (que también), como para escuchar, para tramar y respirar lo que la sociedad está pensando y diciendo.

Yo pienso que tenemos que estar en todos lados, incluso en lugares como Facebook que no son muy agradables y que es necesario, como intervenir en los circuitos mediáticos tradicionales en determinados casos.

Un elemento muy interesante que has mencionado es el del carácter “perfomativo” de algunas acciones. Crear acontecimientos, a través de “performances”, para que se hagan reales ¿Puedes explicarme brevemente la idea?

La dimensión performativa de la acción colectiva en red, no la quiero caracterizar como performance en la dimensión teatral, sino más bien la construcción de escenarios-mascaras, con una historia-narrativa, que permiten la cooperación abierta y la apropiación de una idea, de una acontecimiento o una identidad. A partir de construir  una idea política (“15MpaRato”, por ejemplo, donde se lanza una idea ciudadana para juzgar a Rato), es la dinámica de la identidad colectiva y las acciones la que va lanzando (como dispositivo inacabado que necesita de la red su feedback y trabajo para completarse) y va ejecutando el plan o el paso en concreto. Lo que se propone, en la medida que la gente se lo apropia y cree en ellos y se implica en dicha acción, se convierte en real. Es decir, lanzar una campaña, una evento colectivo en la red, crea la posibilidad de que cobre vida, que podamos pre-vivir y gestar el acontecimiento antes de que se produzca. Siempre digo que la revolución es una gran súper-producción: hay que construir los escenarios, los protagonismos colectivos y la narrativa y memética que posibilitan la acción.

La caza del hacker

“Adiós, Aaron Swartz. Nunca olvidaremos tu lucha”

El sábado 12 de enero se conoció la muerte de Aaron Swartz, brillante hacktivista de 26 años, co-fundador de Reddit y uno de los desarrolladores del RSS. Un familiar y su abogado informaron de su suicidio a “The Tech”, el periódico del MIT.  Aaron Swartz, defensor del libre acceso a la información y promotor de la lucha contra las iniciativas legislativas conocidas como SOPA y PIPA, enfrentaba multas de hasta 4 millones de dólares y una pena de más cincuenta años por la descarga de documentos de JSTOR, un sistema de archivo en línea de publicaciones académicas. El juicio de Swartz estaba fijado para el próximo 4 de febrero.

1Aaron Swartz

Tras las primeras reacciones de desolación y tristeza,  se empezó a señalar a la desmedida persecución judicial contra el joven ciberactivista como causa última de su suicidio. Una de las respuestas más duras fue la de Lawrence Lessig, con quien Swartz había colaborado.

En este Storify, recojo algunos de los mensajes y documentos con los que se despedía y rendía tributo al brillante hacker.

[Ver la historia “El adiós de Internet a un brillante ciberactivista” en Storify]

(El título de este post reproduce la despedida de Isaac Hacksimov al joven hacktivista. Un repaso muy completo al perfil de Aaron Swartz y a sus aportaciones en este post de Marilink. Un repaso a su legado, en ALT1040)

Fotografía: Peretz Partensky

Actualización 26/01/13
Entrevista en el programa “Punto de Fuga” de la Cadena Ser, sobre “El legado de Aaron Swartz”:

http://www.cadenaser.com/actualidad/audios/punto-fuga-legado-aaron-swartz/csrcsrpor/20130128csrcsr_6/Aes/

 

Presentación del libro “Ciberactivismo”

Las nuevas revoluciones de las multitudes conectadas

DESCARGA GRATUITA: Puedes acceder al pdf. de nuestro libro aquí

Portada del libro

Portada del libro “Ciberactivismo. Las nuevas revoluciones de las multitudes conectadas”. Ilustración: Noaz

El martes 27 de noviembre presentamos el libro “Ciberactivismo” en Madrid, en el Palacio de Comunicaciones de Cibeles, sede ahora del Ayuntamiento pero, también, donde hace más de una década se libró alguna batalla de despacho a favor de la Red, más o menos libre, que disfrutamos.

Aquel tarde, en la calle, llenando la plaza y las avenidas cercanas, una “marea blanca” formada por miles de madrileños y profesionales de la salud con los médicos al frente, se manifestaban para defender la sanidad pública. Se habían coordinado y movilizado en buena medida a través de las redes sociales y al margen, en general, de las organizaciones tradicionales. Teníamos en directo una muestra real de las tesis que el sala íbamos a presentar.

Si quieres conocer rápido las principales conclusiones del libro, en este vídeo tráiler presentamos sus ideas principales.

Los ponentes de la presentación fueron David De Ugarte, del Grupo Cooperativo de las Indias, fundador de ciberpunk.org y “Piensa en Red” y autor, entre otras obras, de la “Trilogía de las redes”, y Carlos Almeida, uno de los fundadores de FrEE (Fronteras Electrónicas) y promotor de movimientos recientes como #Nolesvotes o #Redresiste y una referencia en la defensa de los derechos civiles de Internet.

En el público nos acompañaban muchos de quienes han protagonizado las nuevas revoluciones de las que hablamos en el libro.

Los asuntos que debatimos en la presentación han sido glosadas por David de Ugarte en este post que os recomiendo leer: “¿Por qué conceptualizar el ciberactivismo?”. Parte de los argumentos que desarrollamos en el libro aparecen condensados en el artículo  que nos dedicó Mar Abad en Yorokobu o en este otro de Bárbara Yuste en Cuartopoder. También, en estas entrevistas con Mario Tascón en El Confidencial y Onda Cro.

El acto estuvo organizado por Hacks&Hackers Madrid y  Ramón Torrent nos hizo unas fotos estupendas.

Un resumen de la presentación, y del debate que vino después, lo tenéis en este vídeo de AgoraNews. Os lo recomiendo, porque en solo 4 minutos se ofrece una panorámica muy completa de las ideas principales del libro.

La presentación íntegra la tenéis en este otro vídeo, grabado por Canal 33  [Las intervenciones de David De Ugarte y Carlos Almeida las encontraréis en los minutos 26:50 y 44:40 respectivamente].

“Lo revolucionario no es lo digital, lo revolucionario es lo distribuido” fue una de las ideas más compartidas de la jornada, pronunciada por David de Ugarte durante su intervención, y recogida, entre otros, por @Marilink.

De Seattle a @acampadasol

5 claves sobre el papel de Internet en la movilización social

El 16 de mayo, a las 9 y media de la mañana, tomé la fotografía que acompaña este post. La imagen refleja la primera “oficina” de comunicación de la “acampada de Sol”. Entrevisté entonces a algunos de aquellos primeros manifestantes que, tras la marcha de la tarde anterior, decidieron no disolverse, igual que su indignación y precariedad no lo hacía.

He vuelto a Sol muchos otros días. Así, conocí a Paco, miembro del grupo de Facebook “Estado del malestar”, uno de los embriones de la Plataforma 15M: “Democracia Real Ya”; a Zulo, del grupo musical “Canteca de Macao” que han venido prestando su presencia y su red al servicio de la protesta o a Elena, de la “comisión de audiovisual”. Pero también a personajes como Josefina, de 63 años, y Visitación, su amiga: Podrían ser las protagonistas de lo que la noche del 15 de mayo se calificó en twitter como “probablemente la mejor foto de la manifestación”. Josefina vino a Sol porque había visto “por Internet” que en muchas ciudades de España estaban tomando las plazas. Le enviaron un correo electrónico unos amigos de “Comunidades Cristianas Populares” de Andalucía que se habían unido al movimiento. O a María José, de 54 años y funcionaria en un centro de salud.

Y es que la acampada de Sol ha sido una oportunidad para comprobar cómo se materializaban, día a día, las tesis del politólogo Sidney Tarrow, referencia en el ámbito de la investigación de los movimientos sociales.

 “El poder de los movimientos se pone de manifiesto cuando los ciudadanos corrientes unen sus fuerzas para enfrentarse a las élites, a las autoridades y a sus antagonistas sociales”

  (“El poder en movimiento”,  S. Tarrow

Paco, Elena, Fabio y otros miles son los ciberactivistas del 15 M:

“alguien que utiliza Internet … para difundir un discurso y poner a disposición pública herramientas que devuelvan a las personas el poder y la visibilidad que hoy monopolizan las instituciones (…) La potencia de las redes distribuidas sólo pueden aprovecharla plenamente quienes creen en un mundo de poder distribuido … en el que los nodos van sincronizando mensajes hasta acabar propiciando un cambio en la agenda pública … y, en el límite, la movilización en la calle, las ciberturbas”

(D.Ugarte “El poder de las redes”)

Lo sepan todos ellos, o no, los activistas del #15M comparten los valores de los hackers. Los valores de la Red.

El movimiento 15 M, la cultura hacker y los valores de Internet

El estudio de las acciones de comunicación realizadas “por” el movimiento 15M nos permite describir cómo la protesta se extiende, logra un impacto social impensable, consigue desarrollar una identidad y cohesión interna y autoafirmarse frente a sus antagonistas y construir un discurso propio.

Pero para entender los por qué (y también la desorientación de quienes se han sentido señalados por las críticas, principalmente, políticos y medios de comunicación) tenemos que mirar un poco más atrás.

23 de noviembre de 1996. J.P. Barlow (letrista del grupo Grateful Dead y co-fundador de la Electronic Frontier Foundation)  se dirige a los líderes mundiales en la cumbre de Davos para advertirles:

“No sois bienvenidos entre nosotros. No ejercéis ninguna soberanía sobre el lugar el que nos reunimos”

Se trata de la “Declaración de Independencia del Ciberespacio”. Un texto que, por encima de su lirismo y sus tintes utópicos, contiene claves tan actuales que el discurso puede calificarse de premonitorio en muchos de  sus puntos:

“No tenéis ninguno derecho moral a gobernarnos ni poseéis métodos para hacernos cumplir vuestra ley que debamos temer verdaderamente”

“No nos conocéis ni conocéis nuestro mundo”

“Os atemorizan vuestros propios hijos, ya que ellos son nativos en un mundo donde vosotros siempre seréis inmigrantes. Como les teméis, encomendáis a vuestra burocracia las responsabilidades paternas a las que cobardemente no podéis enfrentaros”,

son algunas de sus frases emblemáticas.

En estas semanas hemos podido leer decenas de opiniones como esta y esta, o temas de conversación en twitter como este que muestran la vigencia a esas palabras.

En realidad, la historia de los por qué había comenzado dos décadas antes de aquella fecha (Levy, S., 1994; Cerf, V.; 2000; Abbate, J., 1999), con la invención del ordenador personal (1972) y la red “Arpanet” (1969), el embrión del actual Internet.

“El informacionalismo fue en parte inventado y decisivamente modelado por una nueva cultura que resultó esencial en el desarrollo de las redes informáticas, en la distribución de la capacidad de procesamiento y en el aumento del potencial de innovación por medio de la cooperación y la participación. La comprensión teórica de esta cultura y de su papel como fuente de innovación y creatividad… es la piedra angular de la génesis de la sociedad en red”

(M.Castells en “La ética del hacker…”: 123)

Y un aspecto relevante de estos orígenes (que fueron en el ámbito universitario, y no militar como erróneamente tiende a afirmarse) es su vinculación a los valores de la producción y distribución del conocimiento científico, tesis que desarrolla el sociólogo finlandés Pekka Himanen en “La ética del hacker y el espíritu de la era de la información”:

“Este parentesco con el modelo académico de investigación no es accidental: la transparencia puede considerarse un legado que los hackers han recibido de la universidad”

(“La ética del hacker…” Pekka Himanen)

Estos principios podrían resumirse:

1. Ausencia de estructuras rígidas 

“Tanto los científicos, como los hackers saben por experiencia que la ausencia de estructuras rígidas es una de las razones por las cuales su modelo es tan poderoso”

(“La ética del hacker…” Pekka Himanen)

Uno de los rasgos que más cuesta entender a quienes observan estos movimientos desde los paradigmas de la comunicación de masas, pero que otros sí saben ver como aquí o aquí.

Este carácter dinámico no implica que se carezca de jerarquías. En Internet, como en la comunidad científica, funciona la meritocracia. Tu papel en la red viene dado por lo que aportas a ella y por el valor que los demás le conceden, en un proceso de revisión colectiva y que explica, por ejemplo, el declive de la influencia de los medios de comunicación:

 Internet “está diseñado para garantizar que, a largo plazo, sea la verdad la que determine al grupo de evaluadores, y no al revés…Si el grupo evaluador es incapaz de hacerlo, la comunidad se salta su arbitraje y crea nuevos canales”

(“La ética del hacker…” Pekka Himanen)

2. Estructura en red

 “…la modalidad que encabeza esta lista de protectores de la expresión en el ciberespacio es (una vez más) la arquitectura. Anonimato relativo, distribución descentralizada, múltiples puntos de acceso, ausencia de necesidad de ataduras geográficas, inexistencia de un sistema simple para identificar contenidos, herramientas criptográficas- todos estos atributos y consecuencias del protocolo de Internet dificultan el control de la expresión en el ciberespacio. La arquitectura en el ciberespacio es la verdadera protectora de la expresión; constituye la “Primera Enmienda en el ciberespacio”…”

Lawrence Lessig El Código 2.0 : 379)

En una sociedad en red, la forma en la que se crea un movimiento es otra historia

Paco, de 47 años, no tiene otra opción económica que vivir en un piso compartido. Justifica su indignación porque estas situaciones se producen ante “la más absoluta indiferencia política hacia los ciudadanos que dicen representar. La clase política representa a sus oligarquías y estructuras jerárquicas y piramidales dentro de su propio partido y a los mercados financieros en su avasallamiento de los ciudadanos, y no tienen ni alma ni corazón. La indignación ante esto es lo que ha aflorado en España y espero que aflore en todo el mundo”

Empezó a actuar tres meses atrás en la “Plataforma del 15 de mayo” para intentar “sacar a la sociedad a la calle”. La chispa fue ver el llamamiento del grupo de Facebook, “Estado del malestar”, que en Madrid se daba cita, precisamente, en la Puerta del Sol.

A partir de marzo empezaron a surgir simultáneamente grupos del “Estado del Malestar” en diferentes ciudades de España: en Granada, en Barcelona, Malaga…Algunos los inició una sola persona. Sara Vázquez, de Málaga, empezó ella sola, en una plaza, con un cartel “Estoy indignada” A la semana siguiente, después de haber hablado con gente que se le acercaba, ya eran más, y más, y más, y fueron creciendo exponencialmente grupos del “Estado del Malestar” en diferentes ciudades.

Al mismo tiempo ya actuaban otras organizaciones. Surgió “Juventud Sin Futuro” y ya estaba en marcha #Nolesvotes. Paralelamente comienza una ‘Plataforma de coordinación de grupos pro-movilización ciudadana’. Desde un piso del madrileño barrio de Prosperidad, Fabio Gándara, un abogado santiagués en paro que prepara oposiciones, lo impulsa. Paco se sumó el segundo día cuando ya había unas treinta personas apuntadas.

Fue el embrión de la Plataforma Democracia Real Ya. El siguiente paso: pedir la vinculación de asociaciones. Y, de nuevo, se multiplicaron. Empezaron a crecer exponencialmente grupos de Facebook en la Red. Pero la idea siempre era dar el salto de lo virtual a lo real.

Hay más iniciativas. Elena Martínez -una licenciada con dos títulos, un máster, tres idiomas, y en paro – y sus amigos pensaron que Youtube podría ser el canal en el que hacer visible su indignación. La idea la lanzan el 29 de abril. El formato: un breve vídeo casero en el que cada persona expresa sus propios motivos para decir: “yo también estoy indignado”.

Estas acciones forman parte de la fase deliberativa del movimiento y gestan lo que David Ugarte denomina “swarming”:

“la forma de conflicto en la sociedad en red, la forma en la que el poder es controlado en el nuevo mundo y, al tiempo, la forma en la que el nuevo mundo logra su traducción de lo virtual a lo material” (…) “¿Cómo se llega a un swarming civil? En primer lugar renunciado a organizar. Los movimientos surgen por autoagregación espontánea, así que planificar qué va a hacer quién y cuándo no tiene ningún sentido, porque no sabremos el qué hasta el quién haya actuado”

(D.Ugarte “El poder de las redes”)

Esta capacidad para multiplicarse se demostró también con las réplicas de la acampada de Sol que surgieron en pocos días y que desde el propio movimiento se alentaban. Antes de desmontarse la acampada de Madrid, el 12 de junio, se ha propiciado su descentralización como se muestra en este gráfico.

3. Cultura colaborativa  

“ El ciberactivismo, como hijo de la cultura hacker, se reitera en el mito del hágalo usted mismo. “La idea es: desarrolla herramientas y ponlas a disposición pública. Ya sabrá quien sepa qué hacer con ellas. Las herramientas no son neutrales. Desde archivos descargables para hacer plantillas, volantes y camisetas hasta software libre para hacer y deferar blogs, pasando por manuales de resistencia civil no violenta con mil y un pequeños gestos cotidianos que propagar; todo esto lo hemos visto en Serbia primero y en Ucrania y Kirguistán después. Y funciona.”

(D.Ugarte “El poder de las redes”)

Hace dos años comprobamos con fascinación cómo las redes sociales digitales entraban por la puerta grande en la escena política por su papel destacado en la carrera electoral que terminaría por llevar a B. Obama a la Casa Blanca.

El uso que de ellas se hizo fue sencillo. Primero, la creación de la estructura. Se reclutó a voluntarios, con un liderazgo previo en estos entornos, que pusieron a disposición de la campaña sus propios contactos. El resultado: 35.000 grupos de partidarios que aportaron 13 millones de direcciones. Una de las gestoras de estas comunidades on line, Rahaf Harfoush, lo ha explicado repetidamente en sus visitas a España y en su libro “Yes, We Did”.

Otro de los recursos: lo que se llama el “empoderamiento” de los simpatizantes. Lejos de centralizar el discurso se delegó el poder para fomentar la co-innovación.

Estas dos tácticas están presentes, de una manera innata, en el movimiento #15M.

Algunas de las muestras significativas de esta idea de crear herramientas para el uso las hemos visto con:

–          Los materiales de carteles, logotipos, eslóganes, pegatinas…para descargar, desde las distintas web del movimiento como aquí y aquí. Estos recursos se convirtieron en los contenidos más valorados de estos sitios.

–          Instrumentos legales. El 17 de mayo, tras las detenciones en Madrid en un fracasado intento de desalojo de la concentración de Sol, un pequeño grupo de abogados y expertos fijaron un peculiar lugar de reunión: Google Docs, una herramienta del buscador que permite la creación en línea de documentos de manera colaborativa. Uno de ellos, Carlos Almeida, lo testimoniaba en twitter así. El resultado, una instancia para comunicar el ejercicio del derecho de reunión. También se pusieron a disposición del movimiento otras herramientas, como un documento con consejos legales para las acamapadas, como contaba uno de sus autores, David Bravo, aquí y aquí.

–          Los mapas de las acampadas como este y este.

–          El “tweetometro”, para medir la aceptación de las propuestas.

–          Carteles para imprimir y difundir, como los de “Voces Con Futura” y como aquí.

– La aplicación “Propongo”, una “herramienta donde cualquier usuario de internet pueda depositar propuestas, que a su vez podrán ser debatidas y generar constructivamente otras nuevas propuestas”, como explican aquí.

La cultura colaborativa también tiene que ver con la “reapropiación”: creación de nuevos contenidos a partir de otros previos. De hecho, uno de estos productos, el cartel publicitario de L’Oreal protagonizado por Paz Vega fue uno de los símbolos de la cultura del remix al servicio de la causa, pasando de aquí a aquí.

Una reutilización que, en ocasiones, se convierte en sí misma en forma de protesta, como ocurrió con la alteración de las fotografías de la rueda de prensa de la policía informando de su acción contra Annonymous.

4. Libre acceso a la información: redes vs. medios 

El 19 de mayo, desde la cuenta en Twitter @acampadasol se escribía:

“Esto es lo que es gracias a la libertad de las redes sociales”.  (@acampadasol)

Una semana antes, el día 12, la Plataforma 15 de Mayo presentaba en rueda de prensa su llamamiento: “No somos mercancía en manos de políticos y bancaqueros” El acto fue sólo cubierto por tres medios comerciales: Público, El País y la agencia EFE. Fue el momento de la comunicación de guerrillas. La convocatoria se difundió en twitter con el hastag #15mprensa. Una etiqueta que sirvió tanto para difundir el evento, como para quejarse de la pobre atención periodística.

El éxito de la manifestación no tuvo su reflejo en la prensa convencional, que sólo recogerá en sus portadas el movimiento cuando el clamor de los indignados lleva días llenando las plazas de España, como pone en evidencia el muy difundido gráfico de @montera34.

Esta falta de atención genera decenas de mensajes en twitter como este, este, o este y convierten a esta red, en una vía de información alternativa donde los propios manifestantes y algunos periodistas profesionales, como Carmela Ríos, narran la protesta, como se lee aquí o aquí

A los dos días de la marcha llegaría la primera portada internacional, en Le Mond, y la mítica retransmisión en streaming de la segunda noche de concentración desde una casa particular con un teléfono móvil por parte del medio digital Periodismohumano.com y cuya imagen, esa sí,  llegaría a la cubierta del Washington Post y al New York Times.

En cualquier caso, la cobertura, o la ausencia de ella, ha sido una constante de las discusiones en la red estas semanas. Algunas muestras son esta, esta o esta.

5. El espacio público en la sociedad en red

El espacio público no se construye, sino que  

“Es  un “espacio global social (…) un acto natural que crece de nuestras acciones colectivas”

(J.P. Barlow, “Declaración de Independencia del Ciberespacio”)

 A diferencia del modelo de la comunicación de masas donde la realidad es construida por los medios:

 “Los mass media producen, reproducen y distribuyen conocimientoque nos permite dar un sentido al mundo y modelar nuestra percepción  del mismo”  

 (D. McQuail, 1983 “Mass Comunication Theory”)  

El espacio público en la sociedad en red se crea mediante acciones colectiva que reinterpretan la realidad, la narran y la jerarquizan.

Los canales del movimiento 15 M

Frente a la emisión de mensajes unidireccionales, la comunicación en la sociedad en red se basa en crear conexiones. Una idea que el gurú del marketing, Seth Godin resume en este gráfico.

Así ha venido ocurriendo con el movimiento 15 M. Para su génesis y posterior extensión han intervenido simultáneamente múltiples canales de comunicación. Internet, como medio, se transformó en mensaje.

Blogs y redes sociales

 Se han usado blogs y redes como Facebook, Youtube y Twitter, cada uno de ellos con funciones específicas y con un protagonismo variable según las etapas del movimiento (Un asunto que merecerá medirse con mayor detenimiento)

 Facebook

–  Facebook permitió la primera presencia digital al colectivo “Estado del malestar”, una de las raíces del 15M. Igualmente en esta red social se lanzó la convocatoria, mediante la creación de un “evento”, de la manifestación del 15 de mayo.

 – También tienen presencia en Facebook: Democracia Real Ya, Spanish Revolution (el perfil de la Acampada de Sol y posteriores extensiones) y la versión internacional: Take the Square)

– Del mismo modo, Facebook se está empleando para promover una segunda manifestación, el 19 de junio, a través de  este evento, y cuyo número de adhesiones previas pone de manifiesto el impacto movilizador de estas semanas de protestas.

 Youtube

 Youtube se ha usado para reforzar el discurso de la protesta, difundir informaciones que no estaban siendo cubiertas por los medios, y también como herramienta de movilización, como la cadena de vídeos de “Indignados”. 

– El colectivo convocante de la manifestación del 15 de mayo, realizó este vídeo-resumen con las escenas más emblemáticas de la marcha, imágenes de la protesta en distintas ciudades de España y los discursos finales al término de la concentración en Madrid, en la Puerta del Sol. Se trata de un contenido que no sólo busca suplir la nula cobertura mediática, sino reforzar una determinada imagen del movimiento (plural, pacífico…) y los mensajes principales. En su primera semana, el vídeo fue visto más de 250.000 veces.

– La acción de la policía, tras la manifestación del 15 de mayo (que en twitter daría lugar al hashtag #sindisturbiosnohaycobertura en alusión al desinterés mediático) también encontró su canal en Youtube.

 – Y una extraordinaria difusión logró este vídeo de jsalvia  que capturó la violencia de los mossos en la Plaça de Catalunya. En menos de 24 horas fue visto 1116955 veces.

– El caso de las agresiones de los mossos en su intento de desintegrar la acampada barcelonesa, se produjo una simbiosis peculiar entre medios de comunicación y la red de vídeos de Google. La retransmisión de estos hechos en directo que estaba realizando la cadena estatal privada Antena 3 TV, fue registrada y “subida” a este canal, multiplicando su redifusión. Lo hicieron varios usuarios, como este y este, ambos con decenas de miles de visitas. Incluso la comisión de informática de “Acampada Sol”, quienes, además, comentan en vivo las secuencias.

 – Acampada Sol había creado un canal en Youtube el 19 de mayo, donde se suben, principalmente, los vídeos creados por el propio colectivo, con la idea de contrarrestar las informaciones que consideran sesgadas de los medios, o los posibles prejuicios de la opinión pública, como la ausencia de condiciones higiénicas, o la supuesta oposición de los comerciantes

 – No obstante, Youtube no fue la única, ni la principal, fuente de imágenes. Medios digitales como periodismohumano.com, la agencia de vídeos online agora news, vudeo.org o la productora sol.tv, creada sobre la marcha para emitir desde la casa particular de dos periodistas situada en la plaza de la Puerta del Sol, obtuvieron decenas de miles de visitas a sus contenidos, algunos realizados sin más medios técnicos que un móvil.

–  La comisión de audivisual de la Acompada de Sol también ha mantenido un canal para retransmisiones en directo de Asambleas y acciones como la sentada a las puertas del Congreso el 8 de junio, que superó la cifra de 7.000 conexiones siguiendo el evento.

  Twitter

 Antecedentes

 Posiblemente podemos situar la primera intervención relevante de esta red de microblogging  como herramienta al servicio del “movimiento del 15M” en la reunión del 3 de diciembre de 2009 (entre la ministra de cultura y su equipo con los impulsores del “Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet”) En ese encuentro éstos usaron twitter para informar de su desarrollo en tiempo real, subir fotos del mismo y compartir reflexiones.

 Un año más tarde, algunos de los asistentes a ese acto lanzarían la campaña #nolesvotes (acción de denuncia y protesta contra la aprobación –y el modo en que se hizo – de la denominada “ley Sinde” y que promovía castigar electoralmente a los partidos cuyos Grupos Parlamentarios votaron dicha norma: PP, Psoe y CiU)

 Una iniciativa que,  además promoverse en de las respectivas plataformas (Blogs, fundamentalmente) de los impulsores, también encontró en twitter su principal canal de difusión.

 Y un tercer antecedente de la relevancia de twitter lo encontramos desde la perspectiva de la teoría de las élites. Twitter es el canal que recoge y difunde las críticas contra periodistas, medios de comunicación tradicionales, partidos políticos e instituciones, con la eficacia de las acciones gota a gota. Y más

Comentarios críticos que, por supuesto, siguieron los días que la protesta se mantuvo activa en la calle. Ejemplo uno, dos, tres, cuatro, cinco o seis. 

Twitter en las protesta de las acampadas

 Tras la cuenta de correo de electrónico creada a primera hora del lunes 16 de mayo, la segunda herramienta que los primeros veinte acampados en Sol crearon fue una cuenta en twitter. Era el lunes, 16 de mayo a las dos de la tarde. El primer tuit fue este

Desde el comienzo de la “Acampada Sol”, twitter se reveló como un canal insustituible, entre otras funciones, para:

–          Difundir informaciones sobre el desarrollo de la protesta no cubiertas por los medios.

–          Distribuir contenidos ciudadanos (fotos, vídeos, informaciones)

–          Periodismo en tiempo real. Periodistas profesionales como Carmela Ríos, Virginia P. Alonso, Juan Luis Sánchez, Jessica Romero, Manuel Cuellar… retransmitieron en directo tanto acontecimientos destacados, como el día a día de los activistas establecidos en la plaza madrileña.

–          Información “de servicio”: Transmitir necesidades de los acampados, difundir horarios de actos y reuniones convocados, advertencias de seguridad…

–          Ampliar y crear redes con las protestas que se desarrollaban en otras ciudades.

–          Actuar como canal “portavoz” ante los medios de comunicación, transmitiendo mensajes o desmintiendo informaciones erróneas.

Esta cuenta “oficial” tuvo un crecimiento vertiginoso. En pocas horas había superado los 700 seguidores, cinco días después se acercaba a los 40.000, y ahora está próxima a alcanzar los 60.000.

Con los incidentes (violencia de los mossos contra los concentrados) de la Plaça de Catalunya el viernes 27 de mayo, twitter también se mostró como el canal más rápido para distribuir llamamientos e informaciones, vídeos y fotos de denuncia.

También por twitter se sugerían acciones de protesta no convencionales, como esta.

En definitiva, su agilidad y la posibilidad de evitar intermediaciones de cualquier tipo, hizo de twitter la herramienta “estrella” en los días en que se desarrolló la “Acampada Sol”.

 “Lo gracioso es que la mayor plaza del 2011, Twitter, no se puede cerrar”

Carlos Barrabés

Y así lo muestran los datos.

 Blogs

Las cifras de audiencia de los blogs vinculados a la protesta del 15 M son concluyentes. Los destacaba Manuel Castells en La Vanguardia:

 “Poco antes de las elecciones municipales del 22 de mayo, nolesvotes.org tenía 700.000 usuarios únicos, 154 blogs y 641.000 resultados en Google”

Por su parte, los acampados de la Puerta Sol, tras la creación de las cuentas oficiales de gmail y twitter, crearon, también en esas primeras horas, un blog para incluir las crónicas de las primeras jornadas y publicar las convocatorias de asambleas.

Éste sería un blog efímero, de apenas tres días de vida. El día 19 se creó una web “más segura”, tomalaplaza.net, que tendría un desarrollo notable: empezó como blog convencional y terminaría incluyendo contenidos multimedia, widgets de las redes sociales en las que se está presente, documentos legales, informes sobre la actividad de las comisiones, actas de las asambleas o enlaces con el resto de acampadas.

 Otras redes sociales

Las acampadas también tuvieron su espacio en redes como Flickr o Tuenti

 Canales “convencionales”

SMS

Las redes sociales se suman, pero no desplazan, la capacidad de convocatoria de los mensajes de telefonía móvil.

También se confía en los SMS para una movilización rápida si se produce el desalojo por parte de la policía: “…tener preparado en el móvil el siguiente SMS para enviarlo en caso de intervención policial: ‘Están desalojando la acampada. Ven a defenderla. Pásalo’” (“Entre la resistencia y la expansión” M. Pérez – C. Pérez-Lanzac / El País, 4 de mayo de 2011)

Correo convencional

Incluso, por sorprendente que pueda parecer, el correo postal tuvo su papel como canal adicional.

[La “comisión de informática” de @acampadasol ha publicado esta cronología de las redes del movimiento]

ACTUALIZACION: Cuando el 15M explotó en plazas toda España, multiplicándose en asambleas y grupos de trabajo, y mutando en decenas de movimientos que vendrían después, Mario Tascón y yo llevábamos seis meses trabajando en un libro que vería la luz un año después y que explicaba, seguramente por primera vez, cómo este movimiento formaba parte de una oleada mayor que iba a cambiar la política, el periodismo y el equilibrio de élites hasta entonces vigente: “Ciberactivismo: Las nuevas revoluciones de las multitudes conectadas” (Catarata, noviembre 2012)

El título del post hace alusión a las manifestaciones y boicots contra la cumbre de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 1999, en las que Internet contribuyó a la globalización del movimiento. También se empleó para acciones de protesta como el bloqueo de las webs oficiales o envíos masivos de correos y fax (Puede leerse sobre ello en: Smith, J., 2001: “Globalizing resistance: The battle of Seattle and the future of social movements”; Bennett, W., 2003 “Communicating Global Activism: Information, Communication & Society”, etc.)